Rojo Eterno, Capítulo II – Más pesada que el agua

DISCLAIMER: Las situaciones, circunstancias y entorno donde se desarrolla lo siguiente fueron inspirados en las series Macross de Kawamori y Robotech de (quién fue?). Los personajes salieron de mi pacheca mente cargada de estress laboral.
RATING: Supongo que T, ahora que si son muy sensibles, digamos que M
COMENTARIOS: Pos ahí échenlos hasta abajo
GENERO: Yo diría que degenerado

————————————————————————————–

Loth Fariina, código 3944-OGT-77, Escuadrón Escherichia, líder acercándose y solicitando acceso a puerta Xyks

Líder de Escherichia, acceso habilitado, puerta Xyks operativa.

La vista de Loth, que en otras ocasiones detectaba el más mínimo movimiento se encontraba nublada por la falta de sangre. Dando tumbos logró que su armadura tomara la puerta correspondiente y el aterrizaje fue más lento de lo que normalmente se esperaba de una líder de escuadrón. Esto era evidente para las ingenieros de mando que se encontraban listas a reparar los daños del Queadlunn.

Cuando la armadura estaba anclada y se acercó el grupo de reparación, notaron la extraña decoración: una especie de flecha invertida de color cobrizo; igualmente notaron el enorme agujero de metralla que se encontraba del lado izquierdo.

La parte principal del Queadlunn se abrió y Loth bajo de ella cayendo al piso de un golpe seco.

Las Meltran no estaban acostumbradas a preocuparse por el estado físico de un guerrero que podría ser fácilmente remplazable por otro. Zoltah Prann, jefe de reparaciones de la nave insignia se limitó a ejecutar la orden Bitt; llamar al robot de revisión de bioestructuras. Un enorme aparato motorizado formado por una plancha metálica y un par de grúas se acercaron a la zona. Los brazos mecánicos tomaron el cuerpo de Loth y lo depositaron en la plancha, un scan comenzó a realizarse en sus heridas.

Impacto en línea recta de metralla origen microniano, corte transversal y trayectoria exterior. Ejecutar acción: Sutura y reabastecimiento de fluídos. Complemento con nutrientes necesarios. Tiempo operativo: 3.5 cre*. Las instrucciones fueron apareciendo en la pantalla de Prann quien ordenó se siguieran.

Y la armadura debe ser limpiada, ¿qué es esta inmundicia pegada? … ah! el scanner dice que es fluído micraan! necesitamos acción de descontaminación inmediata! – gritó Prann al resto del equipo quienes corrían para no ser contaminadas.

No te atrevas a tocar la sangre – gruñó Loth mientras el robot donde estaba recostada pasaba junto a Prann, su mano derecha sujetaba fuertemente la muñeca de Zoltah quien veía extrañada la reacción de la meltran – Solo repara la armadura, la necesito en menos de 2 cre. Y no permitas que nadie toque la sangre, si veo que ha desaparecido al menos un poco, mataré a la responsable … y sabes que lo haré.

Zoltah solo atinó a voltear al lado contrario y desasirse de Loth mientras examinaba en su computadora los daños estructurales del Queadlunn. Solo atinaba a pensar que odiaba a estos nuevos líderes de escuadrón; todos hacían pedazos sus armaduras y además se quejaban del mantenimiento. Y encima de todo, coronaban el pastel con la cereza de ser altamente engreídos. Algunas virtudes no se habían eliminado por completo del código genético zentraedi cuando se creo esta raza; se podría decir que eran útiles al momento de la batalla.Un guerrero orgulloso lucharía hasta el final, así se le fuera la vida en ello.

Al mismo tiempo pensaba en que no tenía idea de lo que era un pastel o una cereza.

Prann comenzó a ordenar a las huidizas ingenieros a regresar y reparar el Queadlunn; la mayoría de ellas temían acercarse por la contaminación a la que serían expuestas pues la armadura estaba manchada con sangre microniana. Algunas se acercaban con trajes especiales anti-radiación. Zoltah echó una mirada fulminante a su equipo y el resto de las trabajadoras se acercaron.

Era curioso; en otras épocas, las Meltran solo habrían desechado la armadura y traído un reemplazo del satélite fábrica. Lo mismo habría sucedido con un piloto dañado; un clon más y todo estaba arreglado. Pero eran otros tiempos, ahora que un sector Zentraedi había decidido estar del lado micraan no era tan sencillo encontrar reemplazos. Los pilotos menos experimentados habían sido re-programados para reparar naves o armaduras y tecnología para reparar a los pilotos también había sido implementada. De algún modo, eran épocas austeras para Zentran y Meltran, al menos mientras se supiera que pasaría con la flota de Bodolza.

Y esta líder de escuadrón en particular le parecía detestable; casi siempre que salía a hacer guardia regresaba con la armadura hecha pedazos. No comprendía como es que estaba catalogada como gran piloto si no podía mantener su armadura en buen estado. Peor aún, los daños no eran hechos por los enemigos si no por ella misma, que en su afán de experimentar maniobras, terminaba estrellándose contra rocas o escombros de otras naves.

Ah! por cierto – gritó a lo lejos Loth – apreté con la mano derecha al micraan, espero que no te moleste la mancha Prann!

Zoltah observó la manga de su traje con miedo; las meltran que estaban junto a ella se habían esfumado y espuma descontaminante caía sobre ella.

—-
*Cre – Periodo de tiempo equivalente a un día terrestre. Si existe nomenclatura establecida para señalar una equivalencia similar, se agradecerá la referencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: